CÓMO EQUILIBRAR LA DEDICACIÓN A TU EMPRESA O PROYECTO CON TU VIDA PERSONAL

Ana Sánchez
Ana SánchezFundadora de Vitavalor | Coach especializada en Recursos Humanos

Mi experiencia de muchos años en la dirección de Recursos Humanos me ha llevado a conocer muchas personas, de entre ellas empresarios que pasaron su vida entera en el trabajo (como puedes suponer no muy felices) y es que si no hay un equilibrio entre nuestros sistemas Personal, Familiar, Social y Profesional no hay manera de estar bien.

Me encuentro a menudo con empresarias/os y emprendedoras/es que me piden ayuda para poder disfrutar de más tiempo en familia, más tiempo personal, más tiempo para poder quedar con sus amistades….

¿Cómo podemos hacer esto?

Primero, analizaremos tu situación actual, qué miraremos exactamente?

– ¿Estás siendo fiel a tus valores?

– ¿Cuánto tiempo dedicas a tu empresa/proyecto?

– ¿Cuánto tiempo a los demás sistemas, a ti misma/o, a tu familia, a tus amistades…

– ¿Cómo te organizas? Identificación de áreas de mejora.

– ¿De qué recursos dispones actualmente?  Humanos y no humanos.

– Definición, revisión tareas por cada puesto.

– Procesos y procedimientos.

Segundo, definiremos la situación deseada.

Qué quieres realmente conseguir, en cuanto tiempo lo quieres lograr, si lo deseas te acompaño en este proceso, siempre en equilibrio con tu momento vital y el de tu empresa o proyecto, ten en cuenta que al principio siempre necesitarás dedicar más tiempo a tu empresa o proyecto.

Por último, diseñaremos las acciones a llevar a cabo, ejemplos:

– Identificar los valores de la empresa / proyecto  o emprendedor/a. Es importante saber los valores, ya que actúan de pilares, de guía para toda la vida del proyecto.

– Redefinir o reorganizar tareas, trataremos que todas las tareas estén bien ajustadas, esto es, que las personas desarrollen sus talentos, con este proceso ganas motivación para tus empleados y tiempo para ti.

– Delegar, la persona que está al cargo de un proyecto o de una empresa, bien sea que empieces o no, debe dedicarse a lo que sabe hacer a su “core knowlege” y delegar todas aquellas actividades o funciones que no lo sean, pondré un ejemplo:

Si tu talento y tus conocimientos están en el diseño gráfico, delega todas las tareas que no sean puras de diseño gráfico, por ejemplo: la contabilidad, la gestión de recursos humanos, nuevas tecnologías, el marketing….hay personas expertas para hacer esos trabajos, si los haces tú, perderás tiempo y no serán de la misma calidad, “todos tenemos un don, cada uno el suyo”

– Selección de personal de acuerdo a los valores de la empresa o proyecto, esto nos garantiza la motivación de las personas y buen encaje de éstas en la empresa o proyecto, así es que…. seleccionar a la persona indicada y en congruencia con los valores es garantía de éxito para ti y para él/ella.

Obviamente, todas estas acciones y muchas otras se hacen a medida de las necesidades de los clientes, si crees que este es tu caso, estaré encantada de atenderte, ponte en contacto conmigo.

Si quieres seguir recibiendo información interesante inscríbete a mi newsletter.

2018-07-17T10:49:46+00:00